Noticias

Este es el espacio donde compartir contigo nuestro día a día

Variedades de manzana

31.05.2016 / Actualidad

¡Nos encantan las manzanas! En sidra, en forma de tarta o simplemente a mordiscos. Pero, ¿qué manzana? Es difícil escoger una entre tantas variedades de manzanas. Sí, y es que hay muchas, aproximadamente podemos encontrar entre 5.000 y 20.000 tipos de manzana diferentes. Unas más dulces, otras más ácidas, otras más amargas… pero todas son manzanas.

La combinación de variedades que escojamos para la elaboración de la sidra, será clave en la producción. De ella dependerán los matices en vista, olor y sabor. En Petritegi utilizamos unas 25 variedades de manzanas diferentes para elaborar nuestra sidra, tanto la sidra natural Petritegi como la sidra Petri con Eusko Label, esta última elaborada 100% con manzanas autóctonas.

Muchas de estas manzanas son cultivadas en nuestro propio manzanal. No olvidemos que nuestra familia siempre se ha dedicado al cultivo de manzana para sidra, una tradición que hemos sabido llevar hasta los tiempos de hoy en día, apostando por un sistema de cultivo moderno y ecológico.

A continuación detallamos algunas de las variedades de manzana más conocidas.

Goikoetxe

Goikoetxe es una de las 12 variedades por las que hemos decidido apostar en nuestra plantación, contamos con manzanos propios que dan la variedad Goikoetxe. Esta manzana, de color rojo, tiene la piel dura pero fina y se caracteriza por tener un sabor ácido con un toque salado.

Moko

Esta manzana se encuentra entre las variedades que maduran durante la primera quincena de octubre y entra dentro de la categoría de manzanas amargas, por eso apenas se utiliza para el consumo en fresco. No obstante, es precisamente su acidez y su amargor lo que le ofrece unas propiedades excelentes para la elaboración de sidra.

Por fuera es de color rojo intenso y su pulpa no es muy blanca. En cuanto al tamaño cuenta con un calibre que oscila entre los 55 - 70 mm (unos 78 gramos).

Txalaka

Si hay una variedad especialmente equilibrada, esa es la manzana Txalaka, tan ácida como dulce. Su acidez hace que sea escasa en ácido fenólico y, por tanto, la sidra que proporciona es más bien clara, al contrario que la Goikoetxea que al ser menos acida produce una sidra más oscura. En general son piezas de gran tamaño y de color verde. Como curiosidad, se cree que el nombre de Txalaka procede de un caserío de Astigarraga que tenía el mismo nombre.

Patzolua

Otra manzana verde es la Patzolua, aunque es un color verde marronáceo. En esta ocasión, tiene un gran contenido de ácido fenólico, por tanto su zumo es más oscuro ya que apenas tiene acidez.

Esto son solo 4 ejemplos de variedades que utilizamos en la producción de nuestra sidra pero, como os decíamos, empleamos muchas más. Conócelas todas aquí.

Buscador

¿Qué es los que estás buscando?